Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


El amor en una cruz 



¿Has tenido dolores muy fuertes alguna vez? Solo deseabas 
que te dejaran solo, ¿verdad? ¿Qué necesitarías para poder 
comunicarte con alguien mientras soportas fuertes dolores? 
(Textos clave y referencias: Mateo 27:27-66; Lucas 
23:26-49; El Deseado de todas las gentes, págs. 690-705.) 



Los seguidores de Jesús no querían saber nada de los 
horrores de la corte de Pilato. Jesús había sido azotado y los soldados se 
habían burlado de él y lo habían insultado. La gente hasta le había es- 
cupido la cara. Y ahora moriría en la cruz. La gente que seguía a Jesús, 
a muchos de los cuales él había sanado, no podía creer lo que le estaba 
sucediendo. Y sin embargo, él no se había defendido de ninguna ma- 
nera. 





*^l_ 



El grupo finalmente llegó a la cumbre del 
monte Gólgota, llamado Lugar de la Calavera. Los 
sorprendidos seguidores vieron a una gran multi- 
tud que se había congregado en el monte. 
Muchos de sus seguidores habían ido a verlo 
por última vez y estaban muy apenados. Pero 
había otros que se burlaban de él. 

Ya había en el lugar dos malhechores que 
estaban siendo atados a sus cruces. Uno de 
ellos luchaba enfurecido por librarse de los sol- 
dados romanos. Cuando quedó atado firme- 
mente, comenzó a maldecir a los presentes. El otro 
prisionero permanecía tranquilo y lloraba. 
Permitió que los soldados lo ataran 
a la cruz sin ofrecer resis- 
tencia. 

Los soldados romanos 
prepararon la cruz donde 
crucificarían a Jesús. Luego 
lo extendieron sobre ella con 
aspereza, lo que hizo que las 



"De veras este hombre 
era Hijo de Dios" 

(Mateo. 27:54). 



Domingo 




Lee "El amor en 
una cruz". 

f Reacciona ¿Qué crees que 
sentían los soldados cuando 
clavaban a Jesús en la cruz? ¿En qué 
habrán pensado en ese momento? 

Aprende Comienza a aprender el 
x versículo para memorizar. 

Ora Pide a Jesús que te dé valor 
para compartir la historia de la 
cruz con alguien. 



••3a-, 



Lunes 

Lee la historia registrada en 
Lucas 23:26 al 49, imaginando que for- 
mas parte de la escena. 

Piensa ¿Cómo te sientes al ver morir a 
Jesús en la cruz? 

Escribe Expresa tus sentimientos en tu 
cuaderno de estudio de la Biblia. 

Ora Agradece a Jesús porque 
murió por ti. 




Martes 

Dibuja Con un lápiz 
rojo traza una marca en la 
palma de tu mano y otra en el 
dorso de la misma mano. Observa 
esas marcas. 

Piensa en lo que Jesús habrá 
sentido cuando el clavo traspasaba 
su mano. 

Ora Pide a Jesús que te ayude 
a compartir su amor con 
alguna persona, aun con los 
desconocidos. 



espinas de la co- 
rona le hirie- 
ran la frente y 
la cabeza. La 
sangre corrió 
por su cara ya 
magullada. Sin 
embargo Jesús 




no se resistió 
mientras esperaba 
que los soldados roma- 
nos concluyeran su obra. 

Dos soldados se arrodillaron uno a cada lado 
de los brazos de Jesús. Tenían unos clavos gruesos 
con los que le atravesaron las muñecas con varios 
golpes dados con un martillo. Los soldados a con- 
tinuación hicieron lo mismo con los pies de Jesús, 
que colocaron uno encima del otro. Pero él no 
lanzó ni el menor quejido. ¡Cómo le habrá do- 
lido a Jesús, quien había vivido resucitando muer- 
tos, sanando y ayudando a la gente! Cuando el 
eco de los crueles martillazos se perdió en la la- 
dera del monte, los presentes oyeron que 
Jesús decía: 




— Padre, per- 
dónalos, porque 
no saben lo que 
hacen — . Los segui- 
dores de Jesús se 
emocionaron 
cuando escucharon 
sus palabras de per- 
dón para sus verdu- 
gos. 

Cuando los sol- 
dados levantaron la 
cruz para plantarla en 
su lugar, la gente vio la espalda lace- 
rada y sangrante de Jesús. Aunque la ás- 
pera madera lastimaba su carne desgarrada, Jesús 
no se quejaba. 

El ladrón que se había rebelado maldecía a los sol- 
dados y gritaba malas palabras a la multitud. Estaba furioso y no moriría 
sin que todos se enteraran. De pronto se volvió 

hacia jesús. ^^ Miércoles 

-¡He oído hablar de ti! -le gritó-. X ina que te 
Una vez 01 que hablabas a la gente de / encuentras cerca de la cruz. 
un lugar llamado cielo. ¿Adonde está / Escribe lo que "ves" que 

sucede a tu alrededor. Describe lo 
que los soldados, los sacerdotes, 
la gente, los discípulos y María, la 
madre de Jesús están haciendo. 

Comparte lo que has "visto" con 
alguien. 

^V ^Jfifc^etfX \ Recuerda Lo mismo que Jesús, 

puedes compartir el amor de Dios con 
alguien, en cualquier parte. 



tu cielo ahora? 






Los amigos de Jesús vieron que volteaba la cabeza lentamente hacia 
el ladrón, que abría los ojos con dificultad y lo miraba con piedad. 

— Si tú eres el Mesías — siguió diciendo el malhechor con voz bur- 
lona — , ¿por qué no te salvas a ti mismo? Y de paso también podrías 
salvarnos a nosotros dos. 

El otro ladrón, que se retorcía de dolor, lo re- 
prendió: 

— ¡Cállate! Nosotros merecemos la muerte 
porque hemos pecado. Pero este Hombre es ino- 
cente. ¡No lo molestes! 

Luego miró a Jesús y le dijo: 




Jueves 

Define Un 
testimonio es una historia 
de algo que nos sucedió. 

Escribe En tu cuaderno de 
estudio de la Biblia escribe un 
párrafo o dos acerca de tu 
experiencia con Dios. O bien 
compártela con otra persona. Este es A 
tu testimonio. 

Testifica Memoriza lo que 
escribiste para que puedas testificar, 
es decir, compartir tu experiencia 
con Jesús, con otras personas. 

Ora Pide a Jesús que te guíe 
hacia personas que necesitan 
escuchar tu testimonio. 



Viernes 

Piensa en lo que habría 
sucedido si Jesús hubiera 
cambiado de parecer después que los 
soldados lo clavaron en la cruz. 

Crea Con materiales que encuentres 
\ en tu casa, construye una cruz (o bien 
busca un clavo y pégalo a una madera 
o a un cartón). Coloca tu creación en 
un lugar donde puedas verla para 
que te recuerde el sacrificio 
que Jesús hizo por ti. 
Comparte tu creación en 
el culto de la 
familia. 




h 



L 



— Creo en ti, Jesús. No me ol- 
vides cuando establezcas tu reino. 

Jesús hizo un doloroso esfuerzo 
para tener aire suficiente para ha- 
blar, y dijo: 

— De cierto te digo hoy, que es- 
tarás conmigo en el paraíso. 

Los presentes escucharon asom- 
brados esta plática. Aunque con 
mucho sufrimiento para hablar, 
Jesús todavía ofrecía palabras de 
amante consuelo, aunque él mismo 
agonizaba en la cruz. 



r\ 



\ \- 






23 




Actos de bondad 



Instrucciones: Una manera en la que podemos compartir el amor de Dios con 
otros es sirviéndoles. Nosotros podemos servir a otros demostrando actos de bon- 
dad. Abajo hay una lista de doce personas quienes lo demostraron. Empareja cada 
persona con su buena obra. 




1 Abraham 


Abigail 


María 


Reyes Magos 


1 Jonatán 


Lidia 


Rahab 


El buen samaritano 


| Viuda 


Dorcas 


Rut 


Viuda de Sarepta 



24 



Tres bolsas de amor 



ACERTM 



Instrucciones: Cada bolsa contiene cosas que pode- 
mos hacer para mostrar nuestro amor. La primera 
bolsa contiene cosas que podemos hacer para mos- 
trar nuestro amor a Dios. La segunda bolsa contiene 
cosas que podemos hacer para mostrar amor a 
nuestra familia. La tercera bolsa contiene cosas que 
podemos hacer para mostrar amor hacia otros. Las 
letras están revueltas. Descifra las letras para descu- 
brir el contenido en cada una de las tres bolsas. Para 
ayudarte a empezar, cada palabra empieza con su 
primera letra. Por ejemplo, en la primera bolsa, la 
primera letra comienza con la letra "O". 



Pare 
Dios 

Bolsa ^ 



10J 



familia , 



3SIET A LA 
UGLES 
LEE LA BLBAII 
ÍAUAD LSO 
MNADAIEMNSTO 
5. HLBÁALE A OOTSR 
ACCREA DLE AORM DE 
DOIS 



i obeeedc 
/ a/tsu 

/PDREAS 
f 2. HZA TSU TRESAA N 
'Z. NO PESEEL CON TSlT 
HRBMNOAS 
'4. AAUYD SNI QEU TE LO 

PDINA 
5. REAÉCURADLE A LSO 

MMEIBORS DE TU FMLIIAA 
CANUTO LSO OIUREES 



^ara 1 
oreos 

Bolsa 



1 VCOLUNATRI 
2. SB UN AIMOG 
3. REGAAL COAIMD O 
ROAP 
4. FLIICTEA A UN AIMOG 
VIISAT A LSO ACNINASO 
EN TU VCEIDNAIRO 



25